domingo, 10 de septiembre de 2017

Programar por competencias (2da parte)


¿Cuál es el Perfil del Egresado? ¿Qué competencias se trabajan en las Instituciones Educativas, IIEE, para alcanzar dicho perfil? ¿Cuáles son los enfoques transversales que insumen el trabajo por competencias en un diseño curricular?

Con esas preguntas terminamos la entrega anterior sobre este mismo tema. Retomándolo ahora nuevamente, veamos cuáles son los lineamientos que destaca el Currículo Nacional, CN, sobre el Perfil del Estudiante que egresará de la Secundaria en cualquier colegio público o privado. En ese documento rector de la Educación Básica, se afirma que:

“… el Currículo Nacional de la Educación Básica visibiliza y da forma al derecho a la educación de nuestros estudiantes al expresar las intenciones del sistema educativo, las cuales se expresan en el Perfil de egreso de la Educación Básica, en respuesta a los retos de la actualidad y a las diversas necesidades, intereses, aspiraciones, valores, modos de pensar, de interrelacionarse con el ambiente y formas de vida valoradas por nuestra sociedad. Asimismo, el Currículo apunta a formar a los estudiantes en lo ético, espiritual, cognitivo, afectivo, comunicativo, estético, corporal, ambiental, cultural y sociopolítico, a fin de lograr su realización plena en la sociedad.

De esta manera, el Currículo Nacional de la Educación Básica plantea el Perfil de egreso como la visión común e integral de los aprendizajes que deben lograr los estudiantes al término de la Educación Básica. Esta visión permite unificar criterios y establecer una ruta hacia resultados comunes que respeten nuestra diversidad social, cultural, biológica y geográfica. Estos aprendizajes constituyen el derecho a una educación de calidad y se vinculan a los cuatro ámbitos principales del desempeño que deben ser nutridos por la educación, señalados en la Ley General de Educación, tales como: desarrollo personal, ejercicio de la ciudadanía, vinculación al mundo del trabajo para afrontar los incesantes cambios en la sociedad y el conocimiento”[1]



Para precisar este perfil, el Currículo Nacional reagrupa en 12 postulados las características de las 31 competencias que propone como logros a ser alcanzados al finalizar la Secundaria. El perfil del egresado es el siguiente, de acuerdo al CN 2017:

* El estudiante se reconoce como persona valiosa y se identifica con su cultura en diferentes contextos.
* El estudiante propicia la vida en democracia a partir del reconocimiento de sus derechos y deberes y de la comprensión de los procesos históricos y sociales de nuestro país y del mundo.
* Asume la interculturalidad, la equidad de género y la inclusión como formas de convivencia para un enriquecimiento y aprendizaje mutuo. Se relaciona armónicamente con el ambiente, delibera sobre los asuntos públicos, sintiéndose involucrado como ciudadano, y participa de manera informada con libertad y autonomía para la construcción de una sociedad justa, democrática y equitativa.
* El estudiante practica una vida activa y saludable para su bienestar, cuida su cuerpo e interactúa respetuosamente en la práctica de distintas actividades físicas, cotidianas o deportivas.
* El estudiante aprecia manifestaciones artístico-culturales para comprender el aporte del arte a la cultura y a la sociedad, y crea proyectos artísticos utilizando los diversos lenguajes del arte para comunicar sus ideas a otros.
* El estudiante se comunica en su lengua materna, en castellano como segunda lengua y en inglés como lengua extranjera de manera asertiva y responsable para interactuar con otras personas en diversos contextos y con distintos propósitos.
* El estudiante indaga y comprende el mundo natural y artificial utilizando conocimientos científicos en diálogo con saberes locales para mejorar la calidad de vida y cuidando la naturaleza.
* El estudiante interpreta la realidad y toma decisiones a partir de conocimientos matemáticos que aporten a su contexto.
* El estudiante gestiona proyectos de emprendimiento económico o social de manera ética, que le permiten articularse con el mundo del trabajo y con el desarrollo social, económico y ambiental del entorno.
* El estudiante aprovecha responsablemente las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) para interactuar con la información, gestionar su comunicación y aprendizaje.
* El estudiante desarrolla procesos autónomos de aprendizaje en forma permanente para la mejora continua de su proceso de aprendizaje y de sus resultados.
* El estudiante comprende y aprecia la dimensión espiritual y religiosa en la vida de las personas y de las sociedades.[2] 


En relación a los enfoques transversales, que alimentan o brindan insumos articuladores al conjunto de áreas del currículo, el MINEDU plantea los siguientes ejes:

1.      Enfoque de Derechos: calidad, democracia, libertad y responsabilidad, diálogo y concertación, conciencia de DDHH y Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes.
2.      Enfoque Inclusivo o de Atención a la Diversidad: inclusión, respeto por las diferencias, confianza en la persona, equidad, calidad e igualdad de género.
3.      Enfoque Intercultural: interculturalidad, diálogo, equidad, respeto a la identidad cultural, democracia, igualdad de género, justicia y ética.
4.      Enfoque de Igualdad de Género: dignidad, igualdad, empatía y justicia.
5.      Enfoque Ambiental: conciencia ambiental, solidaridad planetaria, respeto a toda forma de vida, equidad intergeneracional, calidad, justicia y ética.
6.      Enfoque de Orientación al Bien Común: equidad, justicia, solidaridad, empatía, responsabilidad, democracia, interculturalidad, calidad, igualdad de género y ética.
7.      Enfoque de Búsqueda de la Excelencia: flexibilidad, apertura, superación personal, calidad, ética, igualdad de género y equidad.



 Nótese la similitud de planteamientos entre el Currículo Nacional y los que postula el Colegio La Casa de Cartón. El lector puede acceder a la página web del colegio para cotejar nuestra propuesta pedagógica con la que desde este año se estructura el currículo nacional.

Es en función de estas “coincidencias”, que reflejan el trabajo realizado con el Ministerio de Educación, por diferentes instituciones emblemáticas de la sociedad civil, tales como el Foro Educativo, Educa, el Consejo Nacional de Educación, los sindicatos de docentes, entre las más destacadas, así como la asesoría ministerial que brindaron algunos líderes de proyectos educativos alternativos o innovadores al MINEDU; que el colegio manifestó a la Comunidad Educativa de La Casa de Cartón la decisión de adecuar los lineamientos de evaluación, a los criterios y estándares del Currículo Nacional 2017.

Transcribimos aquí la comunicación que el colegio envió a las familias dentro de la Carpeta Familiar entregada a inicios de este año.

EVALUANDO POR COMPETENCIAS Repensando nuestra forma de evaluar El Ministerio de Educación publicó el año 2016 el nuevo Currículo Nacional, producto de una labor de recojo de años de información de cómo y qué aprenden nuestros estudiantes y del  análisis e intercambio de experiencias de profesionales de la educación y de otras áreas afines.

Este nuevo currículo resume el perfil de egreso del estudiante, las líneas transversales, las competencias, las capacidades y el enfoque educativo que se pretende desarrollar en el sistema escolar peruano.  El equipo docente del colegio se ha informado, analizado y debatido las innovaciones, alcances e implicancias de esta propuesta y ha contrastado la práctica docente con los planteamientos del nuevo currículo.

De este análisis, se concluye que en su mayoría existen coincidencias tanto en el perfil, en las líneas transversales como en la orientación y expectativas planteadas en cada área curricular, debido a que La Casa de Cartón y el nuevo currículo se han nutrido de las mismas fuentes, los mismos autores o planteamientos educativos. Sin embargo, se han encontrado nuevos elementos que el colegio se ha retado a  incluir y desarrollar, resultando la más significativa la evaluación por competencias.    

Una competencia se entiende como una facultad que tiene una persona de combinar un conjunto de capacidades a fin de lograr un propósito específico en una situación determinada, actuando de manera pertinente (MINEDU: 2017) y que se espera logre al finalizar su escolaridad. Por cada área se estima que hay tres a cuatro competencias (aunque en algunos casos hay dos), cuya expectativa de logro se establece por cada ciclo escolar, las que a su vez, se distribuyen en cada uno de los años académicos.
 



Este nuevo enfoque plantea un énfasis en la evaluación formativa; es decir, la evaluación del proceso mismo de aprendizaje, entendida esta como una retroalimentación constante que ayude a mejorarlo y en donde el estudiante se sienta más comprometido con el proceso. De ahí que, el equipo docente hará más explícita la importancia de la evaluación del proceso y señalará los logros, avances y dificultades en este proceso aprendizaje.

Por lo  tanto, los sílabos de cada curso darán énfasis a aquellas actividades que formen parte del proceso de aprendizaje (exposiciones, tareas, trabajos de investigación, productos materiales, prácticas de unidad, etc.),  además de diversificar los instrumentos de evaluación.
 En este sentido, corresponde a las familias seguir acompañando a sus hijos en su proceso de aprender y en donde el resultado de una evaluación, a través de cualquier tipo de instrumento, permite leer qué logros han alcanzado, pero también analizar qué debe seguir mejorando para poder lograr la competencia. Una evaluación no es una sentencia, es un diagnóstico[3].
 Resulta claro, para todas y todos los docentes, que para poder evaluar por competencias es preciso programarlas, diseñar actividades que las promuevan y hacer el seguimiento, considerándolas. En la próxima entrega, última de esta saga, revisaremos los estándares propuestos, los niveles de desempeño y las maneras de evaluar por competencias. Buen viaje y feliz campamento a todos los estudiantes y a sus profesores y profesoras. Tras los viajes y campamentos, disfruten de sus vacaciones. Hasta pronto.




[1] Currículo Nacional para la Educación Básica. MINEDU. Lima, 2017. Pág. 14.
[2] CN 2017. Págs. 15-18.
[3] Evaluando por Competencias. Carpeta Familiar 2017. Colegio La Casa de Cartón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario